miércoles, 21 de noviembre de 2012


Estoy donde pasan las cosas,
parada frente a un mar que no conozco.
Mi pelo es corto pero si fuera largo
volaría por encima de mi cabeza.
No llevo puesto sombrero.
Camino dejando pasos cortos
suspendidos en arena blanda.
El lugar tiene el color
de las cosas cuando son lindas.
Aunque hago fuerza
no llegan las gaviotas.
Siempre me gusta agregar
algo más a lo perfecto,
como si no entendiera.
Mis pies están bajo el agua
y me da miedo que suba la marea:
no quisiera ser pez.
Que alguien haga fuego,
que venga un maremoto.
Guardo un secreto
que me mantiene viviendo
en felicidad clandestina.
Estoy preparada para lo terrible.

miércoles, 14 de noviembre de 2012


Todo aprieta
hoy mi codo pesa
sobre el suelo.
Qué felicidad:
lo que pienso y lo que pasa
son por un segundo la misma cosa.
Si algo está por pasar
parece que ya hubiera pasado
porque el deseo corre más rápido
que cualquier mortal.
Creo profundamente en los imperfectos.
Cuando algo se rompe
sus pedazos siguen siendo
enteros.
Ojalá te gusten mis defectos.
Aunque intento morir fracaso
y ahora entiendo:
intentar morir es estar vivos tratando.

El monólogo interior
fluye mejor que el diálogo
con otros de la misma especie.
Hay quienes desnudan la boca
como acto de desobediencia física
y otros rezan de noche
pidiendo morir de salud.
El mundo adentro mío:
aguanto la respiración.
Saco el aire despacio
así no sale tanto de mí.

Junto en cuencos
tierra vieja.
Cuando todavía no existíamos
otros ya juntaban tierra
en recipientes parecidos.
Lluvia adentro de casa.
Las ventanas dan al árbol
que plantó algún bisabuelo.
Todo podría haber estado,
una diferencia imperceptible,
pero la maceta va creciendo
y a veces explotan los ruidos
de las cosas que ya son otras.
Estoy buscando una receta,
ya no quiero cocinar de espaldas.
Todos mis cuencos están ocupados
siendo tierra.
Estoy en peligro
más que otras personas.

miércoles, 7 de noviembre de 2012


Rebeldía:
discrepo con aquello que creo.
Nacieron voces adentro
como personas que todavía
no fueron concebidas.
Infinito punto rojo está de moda.
La revolución la hicimos desde casa
el sillón tenía pelusas pero servía:
ahí podíamos hacer ideas o hijos.
Invento cosas porque es noviembre
y en esta cuadra viven tantos
como si el mundo fuera esta cuadra.
Envejecer es algo que puede pasar.
Por afuera siempre asiento,
por adentro nunca nada.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Vengo de la roca madre,
la patrona inmaculada
que cada año nace y hace
que todos nazcamos con ella.
Es verdad que hay un pájaro
que por la mañana canta hermoso
como oda a la sorpresa
-cada noche se prepara para la muerte,
y cuando el sol sale, despierta-
Yo no tengo otros nombres,
no creo que haya vida en otros planetas.
No es verdad que todos amanecemos cantando.

domingo, 4 de noviembre de 2012

jueves, 1 de noviembre de 2012


La metáfora de la espina clavada
encuadra perfectamente con mi situación.
Es algo que duele un poco
molesta un poco
es un poco absurdo,
pero lo que importa
es que a nadie detiene una espina.
Lo que la gente no dice
es que por la madrugada
se vuelve espada de pinches oxidados.
Así me duermo,
envuelta en una espina mutante
que de día se hace la linda
y de noche desenvaina.