domingo, 31 de octubre de 2010

Literaturiedades.

Estoy leyendo una novela de Romina Paula que compré hoy en Libros del Pasaje.
Hace unos meses decidí que esa es MI librería, la que más me gusta.
(igual, con la sensación de que dentro de poco la voy a odiar, como que va a ser más popular aún,
más fashion y yo voy a vivir en Boedo o en parque chacabuco o en almagro y voy a estar alejada de estos
mercados rústicos y rococós de los ramales palermitanos).
Cuestión que hoy  empecé Agosto y hoy lo voy a terminar.
167 páginas de las más cercanas que alguna vez leí.
Ningún mérito lo de empezar y terminar hoy una novela, no. No lo digo por eso.
Fue un domingo de esos que se escurren en páginas de diarios y libros y una siesta que nunca llegó a ser
y un paseo en auto con Drexler cantando sobre sus fronteras.
Drexler siempre me hace compañía; creo que es una sensación que tiene mucha gente esta. 
Y tengo otra sensación: que amo a gente que ni siquiera conozco de cara, gente que se cuela por un rato en mi vida, de la que quizás no sé nada más que una cosita.
Desde hoy, la amo a Romina Paula. Así como amo a Clarice Lispector, a Fernando Pessoa, a Sor Juana Inés de la Cruz.
Agosto me enseñó cosas que ya sabía.
Pero es raro, porque a pesar de saberlas, me las enseñó. Me las volvió decibles, más decibles.
Ahora tengo más herramientas para pensar como pienso, o para pensar con más recursos algunos pensamientos.
Hay personas en el mundo que pueden sentir parecido a yo,
y además de eso pueden escribirlo tan bien. Yo aplaudo. 

Carencia.

Hace seis años que no tengo mesita de luz.
Dos observaciones:
1) ¿Viste que no se dice "mesa de luz"? La expresión implica la misma ternura que el propio objeto emana, con el diminutivo tatuado como bandera.
2) Quiero tener una mesita de luz sólo para apoyar mis libros preferidos y poder contar sobre aquel recorte nada casual, aquella decisión literaria que descansa cerca de mis sueños.

Mamarracho

Me agarran días
de volver a cada cosa
un comentario.
Me agarran días de no poder
nada volver comentario,
o que ningún comentario pase nada,
casi sin día.
¿?

Viejo y confundido

Madre grita a perro:
-¡Indi dejá de chupar la pared!

Teoría cienmildos.

Cuando estás rodeado de gente grande,
más grande que vos,
tenés más posibilidades de ser chico.
(llorar o hasta patalear).
No digo que lo hagas,
digo simplemente que tenés más chance, si quisieras hacerlo.

O suspirar.

Siempre está la opción de que pase lo peor,
pero qué bueno cuando eso no pasa. Y respirar.

Claro, la piba no tiene paciencia.

Quiero escribir una novela;
no, mejor, mejor quiero que ya esté escrita.

Complejos traicioneros.

Siento que cada vez que se me ocurre algo divertido de escribir
a otra persona ya se le ocurrió mucho antes, sólo que más divertido y mejor redactado.
Creo que voy a pegarle un llamadito a mi ex terapeuta.

Me cago en los nervios.

Hay formas y formas de estar nervioso. Pero claramente los más imponentes son los que se pueden relacionar directamente con la caca. Ahí te das cuenta de que estás al horno.

Definitivamente II

Los domingos me acercan a unas sistemáticas y oscuras ganas de morir.
Quizás no de morirme del todo, digamos, pero sí de poder secuenciar la tragedia
del llanto y la angustia, y después, bueno, que sea lunes y listo.

sábado, 30 de octubre de 2010

Secuencia de cosas

hay cosas que quizás
no deberían llamarse cosas.
es bueno que las cosas
se muevan.
Pero, entonces,
¿cuándo pasan las cosas que uno quiere que pasen?
(delen).

viernes, 29 de octubre de 2010

Porque son cosas lindas!

Estoy segura de que cuando uno dice
"me estoy malacostumbrando"
en verdad debería decir
"me estoy bienacostumbrando".

Grave.

A veces me quedo callada
porque no sé qué decir.
Otras veces me quedo callada
porque sé perfectamente qué decir.

Volviendo al principio.

Un mosquito
llega con los duraznos
y los pies más descalzos.
No todo puede ser bueno,
la vida nos lo enseña hasta en las cosas más pequeñas.
(como los mosquitos).

Digo III

Nacemos, sí, ta,
pero empezamos a vivir
aproximadamente 20 años después.
La vida empieza más tarde que temprano
y termina más temprano que tarde.
No estoy segura de lo último,
tampoco de lo primero.

Huidobro, una adaptación.

Si dos de los tres de los cuatro puntos cardinales existen,
entonces me gustaron tu norte y tu sur.

Cosas nuestras.

El problema es cuando decimos que nos vamos
queriendo decir con toda nuestra fuerza
que lo que más queremos es quedarnos.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Eufemismos

Nos dormimos una fiestita.

hoy.

fue un día fuera de los días,
un tiempo fuera de los tiempos.

lunes, 25 de octubre de 2010

Lo primero deviene lo segundo.

Una ventana grande
es bastante buena cuando hay sol
y es un poco mala cuando llueve.

El mundo es agridulce, semiamargo, jamón con melón, ciruela y panceta.

Consecuencias funestas.

Las veces que escribo de noche en el blog,
después me cuesta dormir.
Porque cuando escribo es como
que mis cansancios se despiertan mucho.

Secuencia acuática.

Nadar no es nada;
es algo lindo.
Nadar es como
hacer una torta
y comerse los ingredientes
directo de la cuchara a escondidas.
Nadar es como volar
pero más posible.

Convertibilidad.

Si fuese una canción,
sería una zamba, sin duda.

Cosas que vienen con los años.

Me estoy volviendo invencible en el
dígalo-con-mímica y en el tutti-frutti.

Una- mini- reflexión.

Tengo 36 sweaters y 3 pantalones,
40 vestiditos y 2 polleras,
60 bombachas y 2 corpiños,
38 pares de medias y 4 de zapatillas.
El mío es un desequilibrio que empieza
en la prematura superficie estética.

Insaciables, sedientos eternos.

La nueva teoría es que
hasta cuando todo alcanza,
nada alcanza.

domingo, 24 de octubre de 2010

no, no me sale.

alguna vez voy a aprender
a seguir mi primera percepción.
(no creo).

Me está costando el temita amanecer.

Últimamente me azota fuerte el látigo de los sueños densos y escurridizos;
aquellos que se sueñan previa e inmediatamente antes de abrir los ojos.
Mi mente los recuerda y recompone de manera fugaz y efectiva
y en un tentempié caen y se deshacen en mis propios pensamientos
como de nunca haber existido.
Trato, trato, trato, pero en ese mismo esfuerzo
los veo alejarse más y más de mi finita memoria.
Guachos putos.

No sé, me pasa.

El tiempo aleatorio y el azar
en la espera de un colectivo
son dos hechos que suelen
acercarme bastante a la locura.

Creación de una palabra.

Descoincido.

Por ejemplo, el (des)orden del propio cuarto.

Hay cosas que funcionan
dentro de un anti-funcionamiento.
Esas cosas me caen bien.
[El título es sólo un ejemplo banal, eh].

sábado, 23 de octubre de 2010

De las inexplicables.

¿Por qué se deja de hacer collages en sala de 5?
Debería implementarse la asignatura a nivel secundario.

cosa de locos.

...cuando de repente se nubla, sale el sol;
así funciona el clima en nuestra franja del mundo.

Respondiendo a todos mis interrogantes.

Una hamaca paraguaya
es la vida.

Planetario percutivo.

La luna toca el tambor con un poquito de agua en sus caderas.

jueves, 21 de octubre de 2010

Autocrítica

Los procesos me dan calambre.
A mi llamame cuando está por terminar.

Anticipo de la mejor estación

Una temperatura que da ganas de salir a la vida.

lunes, 18 de octubre de 2010

Es muy importante tener en casa:

-abrochadora
-antiparras
-bolsa de dormir
-mazo de cartas
-linterna
-plasticola
-riñonera
-pan
(todo esto alguna vez se necesita, sí).

Guácala.

Venderse al sistema es, en parte, anotarse en una gran cadena de gimnasios.
Es casi como ir al Mac Donalds de los abdominales.

Irresoluble (capaz)

No quiero vivir sin eso
pero tampoco con eso.
¿Qué se hace?

Sin candados.

Nos soltamos,
nos echamos a andar,
nos volamos, nos fusionamos.
Nos dejamos y nos tomamos, nos abanicamos con vientito caluroso.
Nos dimos vueltas en calles de adoquines,
doblamos en esquinas sin semáforos
y nos mantuvimos cerca de un farol o de una sombra.
Nos desequilibramos entre el ritmo del tambor,
vencimos curvas y volcanes de acera,
fuimos cuerpo y cuerpo en nuestro andar agitado.
Volviste, volvimos.

domingo, 17 de octubre de 2010

M A D U R A R

ME NIEGO.

nada no está bien

No estoy de acuerdo con que "nada es lo que parece".
Hay cosas que parecen que son.
Hay cosas que son que parecen ser.
Hay cosas que parecen que no son, también.
Mi problema radical es con la palabra "nada".
Ninguna oración debería incluir la palabra "nada".
Tampoco ninguna debería incluir la palabra "ninguna".
Puf, hice lío.

Es claro.

De no ser yo, no me costaría ser otro.

Dudoso

No sabría decir
qué.
¿Qué es lo que
no sé decir?
¡Qué!

jueves, 14 de octubre de 2010

A lo Clarice.

El mundo me es demasiado raro.

(In)condicional

Si vos no, yo sí.
Cuando vos sí, yo no.
Acaso si vos, yo quizás también.

Pero si yo, entonces vos.
Busco profesor/a de paciencia.

Me empaqué con el mundo.

No me gusta nada lo posmoderno.
Prefiero distinto que ahora. A la antigua.

miércoles, 13 de octubre de 2010

I need fresh air.

Ya llegó mi pasaporte. Me puedo ir lejos, ya.

Lección

Una arañita pequeña tiene la afortunada cualidad
de reflejar una honda y profunda sombra.
Así también pasa con algunas otras cosas.
No hay que subestimar a las sombras, nunca.
Hay que asombrarse.

martes, 12 de octubre de 2010

Una infancia feliz V


Un clásico de nuestra niñez.
La canción de "Jem and the holograms" decía "jem, jem, jem is my name".
Durante años pensé que el apellido de Jem era "ismyname".
Cuáles son las cosas que se hacen
y cuáles las que se nacen.
Siempre me confundo.

Cada loco con su tema.

-Adiestrame, suplica un zurdo inconforme.
Frutilla con crema. Frutilla con jugo de naranja. Frutilla con azúcar. Frutilla en trocitos. Frutilla en rodajas. Licuado de frutilla. Coronda no terminó el viernes. Dura y sigue durando.

Escala personal

John

George

Paul

¡Ringo!

Sobre gustos (tanto escrito...)

Ella sabe de sabores de otros mundos.

Una cosquilla incómoda.

La ansiedad es bicolor, camaleón, agridulce.
Tiene ilusión y también tiene sabor amargo.
La ansiedad es un minotauro, una mezcla rara.
Bicicleta atada,
lengua atada.
Bu.

lunes, 11 de octubre de 2010

Milonga Afrolatina

Una fiesta callejera que nos alegra los corazones con sus guirnaldas y sus luces de colores.
La Casona es nuestra onda. La bancamos.

viernes, 8 de octubre de 2010

sábado, 2 de octubre de 2010

De las retóricas.

¿Por qué los trencitos de la alegría suelen dar tanta tristeza?
No me comieron la lengua los ratones.
Me agarró un silencio cibernético.