miércoles, 29 de diciembre de 2010

¿Es mucho?

Mochila de mano,
mochila grande
y bolso mediano.

Allá vamos.


Bahía, no te conozco, pero ya te quiero.


Quizás vuelvo y puedo hacer esto:

lunes, 27 de diciembre de 2010

Nunca:

conté ovejitas para dormir.
Me parece cualquiera.
Esos consejos yanquis del orto.

Luna de avellaneda en casa

Para navidad-cumple, compré 18 lamparitas de colores:
rojo verde azul y amarillo.
Son lo más. Alegran la vida.

Una feliz infancia (VII)

Qué bueno era hacer "pool".

¿Está mal?

No extraño terapia, pero quisiera media horita tomar un café con mi psico.

60 litros de felicidad.

Armar una mochila de mochilera
es la vida.

Nunca me gustaron:

Los mariachis, los pasacalles, los ositos de peluche, la fondue de queso.

Compliqueti, che.

Puedo entender varias cosas
pero algunas realmente no puedo.
Todo lo del amor y eso
no lo entiendo tanto.

Ojalá.

Hay días en los que me pinta escuchar Silvio Rodríguez y recordar cosas de la adolescencia.
Pero no es un fenómeno consciente.
Ni bien pongo "play", los recuerdos y las sensaciones teen reaparecen en mi cuerpo y revuelven cosas de a cucharones soperos.

Quejate, loco, quejate.

Me molesta en demasía la gente que dice
que por tener muchas cosas a favor
no "tiene de qué quejarse". Dale!
Todos podemos quejarnos.
Incluso los que nos sentimos un poco afortunados.

Mis libros de viaje

 Fabian Casas Ocio seguido de Veteranos del Panico Santiago Arcos editor

sábado, 25 de diciembre de 2010

Descubrimientos.

Pienso que si uno está desconcentrado en algo
es porque, en verdad, está concentrado en otra cosa.
Entonces, según mis cálculos, no existe la desconcentración como fenómeno en sí.
Existen otras cosas: el sueño, el aburrimiento, la dispersión,
pero creo que ya no se puede hablar de desconcentración como hecho existente.

Acá se está bien!


Guirnalda y serpentina.

La primera impresión de tener 25
es que me da un poco de impresión.
(pero bien).

viernes, 24 de diciembre de 2010

HO HO HO

Hoy es mi cumple
y también es navidad.
Entonces, feliz x 2.

jueves, 23 de diciembre de 2010

miércoles, 22 de diciembre de 2010

martes, 21 de diciembre de 2010

Crecer no significa.

No me acuerdo
cómo ser.

Fin de año me genera cosas.

Que no supe cómo decir todo lo que tenía acumulado en algún lugar muy adentro de mi cuerpo.
Mi sensación palpitaba entre mi piel y mi sangre. Ambas, sentía yo, estallaban sobre mí, adentro mío, conmigo en mí. Estallábamos mi sangre, mi piel y yo, y enchastrábamos todo alrededor de una sustancia color verde musgo y fucsia. Estallábamos convirtiéndonos en algas, en tripas, en miel con menta. Estallábamos como fuegos artificiales y como chasqui boom y como granada canadiense.
Que no supe escupirme la verdad sobre la cara. Fue como que hice un buche y me lo tragué. Tengo la teoría de que los buches hacen mal. El buche se hace bola la bola pelota y la pelota se vuelve angustia y dolor de panza. Mejor andar escupiendo por ahí.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Brindo por ellas.

Hay secuencias de cosas
que me hacen poner
como borracha de contenta.

Iluminada

Me encanta la luz de diciembre.
Es distinta a siempre.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Aires, nuevos aires.

Estoy de viaje
a quince cuadras de casa.

Abeja borracha.

Hoy una abeja confundida
vino a posarse sobre mi remera floreada.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Cosas muy Diciembre

Comprar cosas de perfumería---- FALTA
Depilación------23 DICIEMBRE
Comprar Regalos: male, maru, mamá, papá, cami, hernán------ NO SÉ!
Comprar: malla, saquitos, guitarra----- Entre este finde y el jueves que viene.
Cambiar libro----- NI IDEA
Comprar libros----- NI IDEA
Martes: rendir trabajo final
Miércoles: firma de libreta
Dar de baja Megatlon. Pelearse en caso de que sea tarde----¿MAÑANA?

miércoles, 15 de diciembre de 2010

(Psstttt)

(Fijate bien: algunos de mis títulos tienen punto y otros no).
(No fue a propósito).

Diciembre

[sinesteeesia_medias_navidad.jpg]


Es tornado, tormenta, trueno, eclipse.

Es almendrado, fugazzeta, cañita voladora, turbo.

Es aire verde, aire celeste, blanco, blanco.

Es un poco de cosquillas.

Dos en uno.

Tengo una amiga cuyo día se divide en dos:
De 7 a 13 hs. es la hija de sus padres, la que sus padres quieren que sea. Trabaja en un juzgado y organiza expedientes;
De 13 hs. en adelante es ella misma.
Pensándolo bien, creo que no es su día, sino su vida la que se divide en dos.

Viste cuando decís: "ay, sí, tal cual, te re entiendo".

Me gusta cuando siento
que yo no busco un libro,
sino que el libro me busca a mí.

Movimiento

El cambio
es un lío lindo
o no tan lindo.
Pero lío seguro.

Rastros.

Qué difícil se me hace
meter la bicicleta en algún ascensor
sin dejar marcas en mi cuerpo.

martes, 14 de diciembre de 2010

Irreversible.

Una vez que uno ya sabe,
ya está. No hay vuelta. Lola.

lunes, 13 de diciembre de 2010

No nos compliquemos.

No dejes para mañana
lo que podés hacer hoy;
mejor dejalo para pasado.
O no lo hagas nunca, total seguro
no era tan importante.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Quién lo hubiese dicho.

Hoy andando en bici
vi un afiche en la calle y
Leo Mattioli, parece,
es un señor rellenito y canoso.

Mentiras verdaderas.

Muchas veces la verdad
tiene que disfrazarse de mentira
para que alguien le crea.

Y qué irreal también.

Qué largo suena el para siempre.

Se la bancan.

B- Hoy mis papás cumplen 47 años de casados.
J- Guau. Decile que los admiramos hasta China.
B- Sí, son bastante capos.

Me estoy convenciendo

A la gente le gusta más
el "no" que el "sí".
Idiotas.

Que investiguen otros.

Debe haber un mundo
más allá de este mundo
pero me da fiaca pensarlo.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Feriado

Cansancio de bici,
cansancio de sol,
cansancio de libro;
así es un placer estar cansado.

En Navidad no todo es bueno...














...los enredos también existen.

Diario de una pasión



martes, 7 de diciembre de 2010

Inventé un señalador cope:

Me gusta el fuera de foco

Porque se parece más a la vida.

Uff

Esto ya es medio cualquiera:
este año me toca cumplir años otra vez.
Vengo cumpliendo desde siempre,
creo que se me hizo costumbre.

Imposible, o quizás no.

Decir la palabra justa
en el momento injusto.

Caretas pero bien.

Creo que hay personas que están disfrazadas de personas,
pero que en el fondo, muy abajo, son mensajeros del cielo.
(tantas gracias a ellos por acercarnos, de vez en cuando, sus enterezas).

Cansancio de la gente.

Hay gente que pide "que se vayan todos".
Yo me conformo con un "que se callen todos".
Más modesto, no sé.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Cosas de la vida.

Cuando estoy nerviosa no me gusta,
pero cuando no estoy nerviosa extraño estarlo.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Voy cerrando el cheboli.

Hoy, para mí, empezó el final del año.

Esto es Poder.

La ciudad te cruza y te descruza a su merced.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

1-2-3-4-5-6-7-8-9-10-11 y...

Hoy es 1º de diciembre//
Eso quiere decir que//
llegó diciembre//
a nuestro año 2010.

martes, 30 de noviembre de 2010

Ya lo sabíamos.

Dormir con lluvia
es dormir mejor.

Sin más.

Los viajes son
tatuajes.

"nah, ya fue, me voy a dormir la siesta".

¿Por qué da tanta fiaca comprar cd's vírgenes?

lunes, 29 de noviembre de 2010

Felicito

A todos los que hoy comieron ñoquis.

Una sensación parecida.

Terminar un libro
es parecido a cuando
completaba mi álbum de figuritas.
¿Y AHORA QUÉ HAGO?

Ya sé que falta pero


(Retrato de una ansiedad)

Quiero decir algo:

Que me encanta el parque centenario.
Me encanta la gente que va.
Me encantan los aros que venden.
Los mates que ahí se ceban.
Hasta los pajaritos de los árboles son lindos.

Fui feliz.

Hoy me regalaron un disco.

Fin de mes, principio de alegría.

¿Adivinen qué?
mañana cobro y voy a la librería.
¡Uou, wiiii, ievaaa, dale campeón!
Te digo los libros que quiero comprar este mes:

 

domingo, 28 de noviembre de 2010

Palabras que suenan un poco distinto, pero son iguales.

Ponerle a tu hija "Emilce"
es casi como ponerle "esguince".

Si no, no tiene gracia.

Antes de peinarme,
despeiname.

Suspiro de Domingo.

Ay, Buenos Aires,
gusto de vos.

Símbolos de crecimiento.

Ir al Auto-Mac
con el auto propio
es estar del otro lado.

Ciudades paralelas ¡Vayan a ver! me encantó mucho.



Un hotel es siempre igual a sí mismo, en Buenos Aires, Berlín o Teherán. Al atravesar la puerta de vidrio automática que separa el hotel de la ciudad, una burbuja de música funcional, carteles en inglés y jóvenes uniformados y sonrientes nos sumerge en otro país: el país Ibis, el país Suite Hotel, el país Holliday Inn...
Vamos hasta la recepción a pedir una llave para una vivienda sustituta y pasamos la noche en cuartos anónimos donde unos seres invisibles hacen nuestra cama, limpian nuestro baño, nos dan toallas limpias. Somos extranjeros en las manos de otros extranjeros que cuidan de nosotros.
¿Quiénes son esos fantasmas que entran en nuestro cuarto cuando no estamos ahí? ¿De dónde vienen: de una guerra, de una crisis económica, de la periferia de la ciudad? ¿Qué cosas vivieron y qué saben de la vida de los demás? ¿Cuántos cuerpos desnudos, baños mojados, camas deshechas, gente dormida, ropa y olores ajenos enfrentan cada día de su vida?
MUCAMAS es una instalación basada en biografías. Cada visitante toma el rol de una mucama que limpia cinco cuartos por hora, pero en lugar de hacer la limpieza, en una hora el espectador recorre cinco cuartos para asistir a retratos de gente de limpieza, a veces en forma de film, entrevistas de audio, textos, fotos. En cada cuarto de hotel se hace visible la vida de esos seres invisibles que limpian cuando nadie las ve.


El “libro silencioso” es una performance susurrada, una audio-obra para dos personas en la sala de lectura de una biblioteca. La pieza explora la tensión que caracteriza y hermana a las bibliotecas en todo el mundo: ese estado, mezcla de silencio y lectura concentrada, en el que las personas se sumergen cuando leen un libro, cada uno de manera íntima pero en un lugar público.
Dos espectadores/participantes están sentados uno al lado del otro junto a una pila de libros. Por medio de auriculares, fichas y anotaciones marginales reciben instrucciones que los guiarán en un enigmático viaje por las páginas del libro. A lo largo de 45 minutos va teniendo lugar entre ellos ese hechizo que se encuentra latente en la lectura íntima y solitaria de un libro y que ahora viaja en silencio de lector en lector...

Depende.

Hay fines de semana
que se viven más de día
que de noche.
Y otros, no.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

No creo que les llegue.

Un saludo para todos los que no me conocen.

¡Por eso es fundamental brindar a los ojos!

Hoy entendí algo re copado:
mirar a alguien es hacer algo.
Es invitar al otro a algo.
Es hacer participar. Es traer más cerca. Es proponer conectar.

martes, 23 de noviembre de 2010

Ansia de vacación.

Hola,
sí,
me quiero ir a Bahía.

Sobre mí.

No soy de las que se la creen.
Pero tampoco me la descreo.

lunes, 22 de noviembre de 2010

P.N.G (persona no grata)

No estar de acuerdo conmigo misma
es una parte muy importante de mí.

domingo, 21 de noviembre de 2010

No entendés nada, BO-LU-DA.

"Qué difícil es la espontaneidad.
Necesitaría una capacitación".

Feliz cumple mes.

21 de noviembre:
un mes para el verano,
cuatro meses para el otoño
siete meses para el invierno.
(Me encantan los aniversarios insignificantes).

Qué título tan simpático, por favor.

Hoy:

[Esta gripe desubicada me hace leer cosas muy lindas].

sábado, 20 de noviembre de 2010

Hoy digo:

Basta para mí basta para todos.
(me encanta usar en la vida
las expresiones de los juegos de mesa).

Confesión de primavera

Siempre que me tocó contar en las escondidas, hice trampa.

Un uso especial.

- ¿Por qué es feriado el 22?
- Por suerte.

Callame que me gusta.

Hay personas que tienen problemas para decir las cosas.
Yo tengo dificultades para no decirlas.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Conjuro mágico.

Mocos,
leave me alone.
Let me be.
Let me free.
Stop taking me.
Stop coming here.
Go away.
Hate you, i really hate you.
I used to love breathing.
I used to love being healthy.
I'll close my eyes, and
i will wait for you to walk away forever.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Chau, me voy.

Me voy a leer un rato,
así puedo seguir escribiendo más luego.
Hoy:

Dos cosas no importantes en un mismo post.

Algo que siempre me gustó:
los hombres que todavía usan pañuelo de tela.
Algo que siempre me pregunté:
¿hay mujeres que usan pañuelo de tela?

Oh.

Cuando me estaba curando del resfrío,
me resfrié.

No me ofendo, igual.

Cada vez que alguien me dice "ay, sos muy de letras",
me lo dice en forma de insulto.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Uhm.

Estuve pensando, y siento que decir "nosotros mismos" es una redundancia.
Si somos nosotros, es obvio que somos nosotros mismos. No existe ser nosotros- otros.
Pero queda bien, como que da énfasis.
Sí, eso, da énfasis.

Una infancia feliz VI

Cuando estoy enganchada con un libro,
no me quiero ir a dormir nunca más.
De chiquita me pasaba lo mismo.

Me gusta el concepto

Derrapar.

Bancátela.

Me gustan las cosas inevitables,
porque están fuera de nosotros mismos.

Es así.

Viste que empezó una etapa
en la que hay más fotos
que en el resto de las etapas.

Cromatismos

El blanco es un color.
El negro es un color.
El verde es un color, también, sólo que más colorido.

martes, 16 de noviembre de 2010

El mundo es dos.

Nueva división: los que lloran casi nunca
y los que lloramos casi siempre.

¿Un pedido?

¡Poneme una cumbia
que me vuelvo loca!

Cosas obvias.

Si no menstruás,
si no parís,
si no te depilás,
mínimo comprame regalos todos los días.

Identidad relativa

Cuando veo a dos minas ir juntas al baño y simplemente no lo entiendo,
cuando las percibo tardar y tardar mientras yo voy tan rápido,
cuando no capto los códigos de la crítica compulsiva
o los de la mirada detallista sobre el look de todas las demás mujeres, me pregunto:
¿Seré mujer?

Las mujeres, qué perras.

"Es tan linda que da como asco".

Ojo.

La ilusión es tan linda como peligrosa.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Festejos

1000 entradas cumplimos alegriaquijotesca y yo.
Felices, nosotros.

Un regalo inesperado.

Hoy fui a un kiosko y había un muchacho adelante mío comprando un chocolate.
Muchacho: -Hola Rolo*, ¿me das un milka leger?
Juli mueve la cabeza, en señal de negación. Muchacho percibe movimientos pero no se da por aludido.
Muchacho paga y gira, topa con muchacha de rulos moviendo la cabeza en señal de desaprobación.
Muchacho:- ¿cuál hubieses comprado vos?
Juli:- Cualquiera que no tenga aire adentro. El aire le saca chocolate al chocolate.
Muchacho: - ¿Vos decís que es algo así como una estafa?
Juli:- Al menos un principio de estafa.
Muchacho:- Pero son como burbujitas, es divertido.
Muchacho regala chocolate con aire a muchacha de rulos.
Muchacha de rulos vuelve feliz con regalo en la cartera camino a su casa.

--------Era así el chocolate.
*Rolo es el señor kioskero amigo.

Todo es culpa de los griegos.

Quiero inventar algo
pero sólo puedo pensar
en cosas que ya existen.
Malditos los que vinieron antes
a decidir cómo iba a ser el mundo.

Esbozo primero.

La vida es lo que pasa
mientras pensamos qué hicimos durante el día.
Lo que hicimos más lo que pensamos
y un mate con facturas, eso es básicamente la vida.

No da.

Me asusta la gente que es feliz en días húmedos y días lunes.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Yo no soy

tacos
gorra con visera
pintalabios
cocalight
showmatch
invierno
tocoymevoy
Derrida
compumanía
cafiaspirina
boliche
primera clase
punchi punchi

Tendencias

 Parece que se puso de moda
que el pasado se haga presente.
Dios, qué miedo el futuro.

Me asusta

tanto silencio.

Peor.

A veces entender
es menos mejor
que no entender.
Ah; y no entender
no es lo mismo que
desentender.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Asombros.

Ni en mis más profundos pensamientos,
aparecen cosas tan locas como en algunos de mis sueños.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Ayyy

La pregunta del millón:
Por qué nos cuesta tanto.
¿Eh Eh Eh Eh Eh Eh Eh?

Impulsos

Tener un lindo nombre y un lindo apellido es el comienzo
de algo bueno.
Por ejemplo, para ser pintor y firmar tus cuadros.
O para firmar una carta.
Es una hamaca, un trampolín, un motor para empezar a andar.

Paralelos.

Me gusta inventarme mundos,
el problema es que ya no sé
cuál es la realidad. Si la de mentira,
o la de verdad.

Placer.Mío.

No hay mejor que volver cansada
a casa y sacarme las medias.
(bueeeeeeeeeeeno.
sí hay mejor, pero digo).

Los precios locos de nuestra vida.

Crecer no es gratis.
Es más, es bastante caro.

jueves, 11 de noviembre de 2010

Derecho a no estar.

Ponerse el cosito de música en el colectivo
es como decir: gente, estoy en otra,
estoy acá pero sin estar del todo acá;
sí, estoy, pero no me jodan. Gracias.
Es parecido a taparse la cara con las manos
y hacer que te escondés, pero menos infantil
y más socialmente aceptado.

Pobre.

La tortuga no sabe
que todos hablamos mal de ella.
(que es la más lenta, la más más lenta).
Aunque, en verdad, mejor que no sepa, ¿no?
Me arrepiento de mi título.

Desubicaciones insoportables.

Una gripe en primavera da tanta bronca
como el mosquito que te despierta una noche de invierno.

No estés celoso

Pequeños grandes crecimientos.

Ayer estábamos ya gran parte de los integrantes del "Grupo Comando Paul", todos amuchados en el auto, dispuestos a viajar sin prisa pero sin pausa hacia zonas verdes de pastos y recitales. Cuando de repente, out of the blue, un taxista cope nos toca la bocina y nos hace una seña inconfundible: pinchamos.
Siempre pensé que si alguna vez me pasaba eso, sin mi padre al lado para auxiliarme, iba a largarme a llorar y a bajarme sistemáticamente del auto, dejándolo abandonado dondequiera que fuese aquel suceso.
Cuestión que la Avenida Córdoba no me inspiró bajarme ni salir a correr y a llorar, sino que, todo lo contrario a mi fantasía, tuve que cruzar diagonalmente la acera y comandar el pinchado auto hacia la primer gomería amiga, que, gracias a la buena suerte dentro de la mala suerte, estaba en frente nuestro.
1º Suceso Bochornoso: no saber si hay rueda de repuesto disponible.
2º Suceso Bochornoso: no saber con qué llave abrir el baúl.
3º Suceso Bochornoso: no conocer el número de patente.
Las miradas más toscas, más machistas, más irónicas de los últimos años, y yo aguantándome la congoja interior por la bronca de querer ya estar sentada en el Monumental, viendo a un beatle, viéndolo a Paul, divertida, emocionada, lejos del olor a mecánico y asfalto de las siete de la tarde.
¿Mi conclusión del día? odié pinchar la rueda, pero estuvo bien aprender a manejarse en una situación así. Por suerte, un parche, quince minutos, treinta pesos y a otra cosa mariposa.
¿Mi otra conclusión? Nunca más nadie tiene que ver TN: ni trapito, ni barrabrava, ni 2 horas de cola para entrar al estadio: a 7 cuadras, ni un peso, y entramos en un abrir y cerrar.
Conclusión final: que la chupen.
(Amén).

Era obvio.

Hoy no tenía ningún libro en el morral. Es más, justo hoy no tenía morral. Tenía una mochilota.
Hoy no tenía bien armados los rulos. Hoy el pelo estaba con sus peores despeines.
Hoy tenía semejante cansancio. Cansancio con resfrío. Cansancio con resfrío y dolor de garganta.
Hoy tenía mil carilinas y mil tampones en los bolsillos.
Hoy llevé pantalón suelto y sweater lleno de bolitas de vejez.
Hoy salí con ojeras, con la espalda torcida, la media corrida, el rimmel vuelto colchón negro.
Hoy, justo hoy, te acercaste a mi mesa en el bar y me dijiste: -Hola, pretty.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Un deseo y otros más.

Quiero decir: "ay, qué normal que sos". O, "ay, qué raro es tal". Pero lo "normal" y lo "raro" y lo "anormal" son expresiones controversiales, que ya no se usan demasiado porque connotan algo que infringe cierto algo.
No sé, yo me cansé de dejar de usar palabras que quiero usar. Quiero decir lo que quiero decir.
También me cansé de que el word decida qué existe y qué no existe, con esa rugosa roja del carajo que achica nuestro mundo posible.
Voy a decir qué raro y voy a decir que vos sos raro, y si el word me subraya el voceo, que se meta bien su rugosidad en el culo. (murphy: en esta solemne ocasión, no me alertó nada respecto de la palabra "culo", guacho corrector subversivo).

Que me simpatizan.

Ni muy muy ni tan tan.
Ni fu ni fa.
Piola.
Macanudo.
Regio.
Salame.
Perejil.

Sutil modificación II

Una cosa es una cosa
y otra cosa es una cosa, también.

Cosas.

Me gustan los cuentacuentos,
me gustan los cuentachistes,
me gustan los que improvisan,
me gustan los resolvedores fugaces de juegos de ingenio,
me gustan los ajedrecistas y los profesionales del ping pong.
Me gusta Hong Kong.
Me gusta el árbol de palta y una maceta pintada de verde.
Me gusta el jazmín del país y un azulejo multicolor.
Me gustan esas guirnaldas de pajaritos orientales.
Me gusta que ayer haya sido el día del canillita.
Me gusta ir al teatro un lunes.
Me gusta un mapamundi inflable.

Imposibilidad del ser.

Si me importaran menos las cosas del mundo,
yo no sería yo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Bronca del que se queda.

Si te morís, te mato.

Plan maestro.

Que dale, sí, que nos vemos ocho y media en la puerta del bar. Sí, en Paraguay y Scalabrini. -Ah, ¿sos de esos? Bueno, entonces dale. Nos encontramos a las ocho y media en la esquina de Paraguay y Canning, ¿ahora sí? Es que tenés que poder adaptarte a la nueva terminología, entendés capo, digo yo haciéndome la capa- (quedando,   claro está, como una reverenda pelotuda). Que no, que no pienso llevar minifalda, qué sos vos, qué te pensás, eh vo' loco. Nos reímos un poco pero con esa risa incómoda a la que expone cualquier tipo de diálogo celular. El mío en particular, tremendo zapatófono, abre grietas de incomunicación permanente.
Nos reímos, o creo yo que nos reímos; yo me estaba riendo, eso seguro. Quizás él tosía o hacía ruiditos imperceptibles, ni idea. Pero la cuestión es que ya me había empezado a doler la panza de los nervios y todavía no había pasado el peor de los momentos: el viaje en colectivo desde mi casa hasta el lugar del encuentro. Ese trayecto- y cuando digo ese digo cada uno de los trayectos pre-cita de la existencia de mi vida- es la exposición por antonomasia a la transpiración y a la histeria absoluta. Lo controlo un poco escuchando a Kevin Johansen en mi aparatito plateado, pero esa es sólo una estrategia de calma parcial: mi cara dice paz pero mi ritmo cardíaco dice guerra. Tarareo unos versos de no tenés ni idea, no tenés ni idea, y mientras canto, me voy imaginando el momento del saludo. Siempre practico sola el "hola" del principio. El hola que abre, mejor dicho, que puede abrir, los próximos holas del resto de nuestras vidas.
(Sí, así es mi cabeza, no hay con qué darle).
Siento que tiene que ser seductor y a la vez espontáneo y nada  estructurado. Una vez, me acuerdo, me salió exactamente como me lo había imaginado. Me quedé tan contenta con ese saludo, con mi voz, con mi respiración relajada, que al pibe no le di ni pelota, y fue la peor cita de mi vida. Todo por un hola de mierda.
Entre Kevin y un poquito de "Los románticos de la 100", llegué en dos patadas al bar, casi sin practicar mi hola. Mejor así, pensé, que sea lo que sea.
Pedir o no pedir café, esa es la cuestión. Digo, antes de que él llegue. Porque no pedir es como más servicial y cordial, pero pedir es independiente y fuerte. No sé qué soy, cuál de las dos. No sé, peor, cuál de las dos quiero ser. No sé nada.
Espero, decido esperar. Acerco el diario de la mesa de al lado, que está vacía. Lo robo, siento que lo estoy robando, lo despego rápido y me lo traigo cerquita, como si nunca hubiese estado en la otra mesa.
Viene el mozo, le digo que voy a esperar un poquito, que soy toda una caballera. El tipo me mira mal y se aleja, con una expresión de que no le rompa las pelotas. Yo igual estoy conforme con mi decisión, aunque buscaba en el mozo un poco de complicidad para este momento terriblemente angustioso que es la espera.
¿Por qué me hace esperar? ¿Por qué no llega él primero? ¿Qué, acaso no estaba lo suficientemente ansioso para salir con la anticipación adecuada? Pf. Insoportable, insoportable (yo).
Cada minuto dura quince minutos en el bar. En el bar sin él, claro.
Leí espectáculos, rapidito, y después agarré la sección de política, para hacerme la interesante. Siempre hago como que la hojeo, y esta vez no fue la excepción: me detuve en alguna de las páginas, estratégica, como para que cuando él llegue yo fuera una chica bien, una chica que lee cosas bien.
Llegó. Justo acorde con mi plan.
-Qué leés.
-Nada, me estaba haciendo un rato la linda.

Es sólo una cuestión de actitud.

Cuando los camioneros le gritan
guasadas desde la cabina movilizada,
ella saluda sonrojada y les tira un beso.

temores del yo.

días como hoy,
existirme
me asusta.

¿Secuencia de amor?

LLAMO----LL
LAMO  -----L
AMO    ----
(el amor es mudo).
//
Amor: hoy a la noche te llamo.
Amor: hoy a la noche te lamo.
Amor: hoy a la noche te amo. 

martes, 2 de noviembre de 2010

De hombres y mujeres.

Que sí, que me gustás, que gusto de vos, que sos divina, pero que las cosas son medio complicadas. Por qué complicadas, pregunto yo, con un aire de que no sé de qué mierda me habla pero sabiendo perfectamente de qué mierda me habla. Siempre tiendo a hacer eso: mierdas del lenguaje, mierdas de la expresión, como desfigurando una realidad tan nítida como inexplicable. Me hago la que no cuando absolutamente sí. Entonces empieza con que los caminos, las vidas desencontradas, los tiempos desfasados; la mierda de la puta que lo parió. Y yo encima, bien pelotuda, hablo rápido después de él. Verborrágica, descompensada, como queriendo convencerlo, convencerlo de algo que no sé qué es. Le digo que ta, que entiendo lo que dice, pero que se fije porque no todo es tan radical y que si uno no se juega nunca se sabe cómo termina. El tema está en querer tirarse a la pileta, termino diciendo. Pero quién carajo me manda a decir semejante estupidez, como si de mi boca salieran palabras de la revista Para Ti.
Bueno, nada. Que te acompaño a la parada de bondi, que no, que andá a cagar, que no te hagas el bueno para hacer que terminamos bien la noche, careta, que bien sabés que en estos momentos sos un flor de pelotudo. Pero pará nena, no te pongas así, histérica, sabés que sos hermosa, sabés todo lo que te quiero y lo que significás para mí, tampoco te hagas la que te estoy martirizando, sólo quiero actuar con las cosas más claras de las que las tengo.
Me prendí un pucho como si me quedaran cinco minutos de vida, y en esos cinco minutos tuviera que fumar lo más rápido posible para aprovechar los minutos restantes a ese cigarrillo. Me lo arrancó de la boca y lo tiró al piso. Típico de él, tan él. Me enojé. Que sos un pelotudo, que no estamos jodiendo, que no todo en la vida es una joda . Y yo dale con la bajada de línea estupidizante, por qué no se me ocurrían cosas inteligentes. Siempre me pasaba eso: el hijo de puta tiene la palabra justa y yo, como una gila de aquellas, sólo podía hablar con vocabulario Casi Ángeles. Mierda.
Me prendí el segundo pucho y me lo fumé hasta el final.
Hicimos silencio. Como quince minutos.
Nos miramos, nos dejamos de mirar, volvimos a mirarnos. Todo en silencio.
Me acompañó hasta la parada del bondi, y me dijo que bueno, que tenía que pensar bien, que el viernes se iba a Uruguay a refrescar la cabeza. Y que volvía y me llamaba, al menos para ir a tomar algo.
Le dije que las cosas no eran así. Que yo no quería más, que yo así no quería más. Que no quería más de él ni de ningún hombre. Que me iba a volver lesbiana. O antisocial.
Nos reímos.
Vino el bondi.
No me lo tomé.
Ni ese ni ninguno.
Caminamos y abrimos un vino tinto de madrugada.

Basado en:

lunes, 1 de noviembre de 2010

Complicada.

Incluso cuando estoy muy divertida
siento que me aburro.

Una de dos.

O los demás están creciendo rápido
o yo lento.

Mañana

Va a ser hoy en algún momento
(mañana).

Hoy

No pasó tanto ni tan poco.
No pasó tanto pero tampoco pasó tan poco.

domingo, 31 de octubre de 2010

Literaturiedades.

Estoy leyendo una novela de Romina Paula que compré hoy en Libros del Pasaje.
Hace unos meses decidí que esa es MI librería, la que más me gusta.
(igual, con la sensación de que dentro de poco la voy a odiar, como que va a ser más popular aún,
más fashion y yo voy a vivir en Boedo o en parque chacabuco o en almagro y voy a estar alejada de estos
mercados rústicos y rococós de los ramales palermitanos).
Cuestión que hoy  empecé Agosto y hoy lo voy a terminar.
167 páginas de las más cercanas que alguna vez leí.
Ningún mérito lo de empezar y terminar hoy una novela, no. No lo digo por eso.
Fue un domingo de esos que se escurren en páginas de diarios y libros y una siesta que nunca llegó a ser
y un paseo en auto con Drexler cantando sobre sus fronteras.
Drexler siempre me hace compañía; creo que es una sensación que tiene mucha gente esta. 
Y tengo otra sensación: que amo a gente que ni siquiera conozco de cara, gente que se cuela por un rato en mi vida, de la que quizás no sé nada más que una cosita.
Desde hoy, la amo a Romina Paula. Así como amo a Clarice Lispector, a Fernando Pessoa, a Sor Juana Inés de la Cruz.
Agosto me enseñó cosas que ya sabía.
Pero es raro, porque a pesar de saberlas, me las enseñó. Me las volvió decibles, más decibles.
Ahora tengo más herramientas para pensar como pienso, o para pensar con más recursos algunos pensamientos.
Hay personas en el mundo que pueden sentir parecido a yo,
y además de eso pueden escribirlo tan bien. Yo aplaudo. 

Carencia.

Hace seis años que no tengo mesita de luz.
Dos observaciones:
1) ¿Viste que no se dice "mesa de luz"? La expresión implica la misma ternura que el propio objeto emana, con el diminutivo tatuado como bandera.
2) Quiero tener una mesita de luz sólo para apoyar mis libros preferidos y poder contar sobre aquel recorte nada casual, aquella decisión literaria que descansa cerca de mis sueños.

Mamarracho

Me agarran días
de volver a cada cosa
un comentario.
Me agarran días de no poder
nada volver comentario,
o que ningún comentario pase nada,
casi sin día.
¿?

Viejo y confundido

Madre grita a perro:
-¡Indi dejá de chupar la pared!

Teoría cienmildos.

Cuando estás rodeado de gente grande,
más grande que vos,
tenés más posibilidades de ser chico.
(llorar o hasta patalear).
No digo que lo hagas,
digo simplemente que tenés más chance, si quisieras hacerlo.

O suspirar.

Siempre está la opción de que pase lo peor,
pero qué bueno cuando eso no pasa. Y respirar.

Claro, la piba no tiene paciencia.

Quiero escribir una novela;
no, mejor, mejor quiero que ya esté escrita.

Complejos traicioneros.

Siento que cada vez que se me ocurre algo divertido de escribir
a otra persona ya se le ocurrió mucho antes, sólo que más divertido y mejor redactado.
Creo que voy a pegarle un llamadito a mi ex terapeuta.

Me cago en los nervios.

Hay formas y formas de estar nervioso. Pero claramente los más imponentes son los que se pueden relacionar directamente con la caca. Ahí te das cuenta de que estás al horno.

Definitivamente II

Los domingos me acercan a unas sistemáticas y oscuras ganas de morir.
Quizás no de morirme del todo, digamos, pero sí de poder secuenciar la tragedia
del llanto y la angustia, y después, bueno, que sea lunes y listo.

sábado, 30 de octubre de 2010

Secuencia de cosas

hay cosas que quizás
no deberían llamarse cosas.
es bueno que las cosas
se muevan.
Pero, entonces,
¿cuándo pasan las cosas que uno quiere que pasen?
(delen).

viernes, 29 de octubre de 2010

Porque son cosas lindas!

Estoy segura de que cuando uno dice
"me estoy malacostumbrando"
en verdad debería decir
"me estoy bienacostumbrando".

Grave.

A veces me quedo callada
porque no sé qué decir.
Otras veces me quedo callada
porque sé perfectamente qué decir.

Volviendo al principio.

Un mosquito
llega con los duraznos
y los pies más descalzos.
No todo puede ser bueno,
la vida nos lo enseña hasta en las cosas más pequeñas.
(como los mosquitos).

Digo III

Nacemos, sí, ta,
pero empezamos a vivir
aproximadamente 20 años después.
La vida empieza más tarde que temprano
y termina más temprano que tarde.
No estoy segura de lo último,
tampoco de lo primero.

Huidobro, una adaptación.

Si dos de los tres de los cuatro puntos cardinales existen,
entonces me gustaron tu norte y tu sur.

Cosas nuestras.

El problema es cuando decimos que nos vamos
queriendo decir con toda nuestra fuerza
que lo que más queremos es quedarnos.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Eufemismos

Nos dormimos una fiestita.

hoy.

fue un día fuera de los días,
un tiempo fuera de los tiempos.

lunes, 25 de octubre de 2010

Lo primero deviene lo segundo.

Una ventana grande
es bastante buena cuando hay sol
y es un poco mala cuando llueve.

El mundo es agridulce, semiamargo, jamón con melón, ciruela y panceta.

Consecuencias funestas.

Las veces que escribo de noche en el blog,
después me cuesta dormir.
Porque cuando escribo es como
que mis cansancios se despiertan mucho.

Secuencia acuática.

Nadar no es nada;
es algo lindo.
Nadar es como
hacer una torta
y comerse los ingredientes
directo de la cuchara a escondidas.
Nadar es como volar
pero más posible.

Convertibilidad.

Si fuese una canción,
sería una zamba, sin duda.

Cosas que vienen con los años.

Me estoy volviendo invencible en el
dígalo-con-mímica y en el tutti-frutti.

Una- mini- reflexión.

Tengo 36 sweaters y 3 pantalones,
40 vestiditos y 2 polleras,
60 bombachas y 2 corpiños,
38 pares de medias y 4 de zapatillas.
El mío es un desequilibrio que empieza
en la prematura superficie estética.

Insaciables, sedientos eternos.

La nueva teoría es que
hasta cuando todo alcanza,
nada alcanza.

domingo, 24 de octubre de 2010

no, no me sale.

alguna vez voy a aprender
a seguir mi primera percepción.
(no creo).

Me está costando el temita amanecer.

Últimamente me azota fuerte el látigo de los sueños densos y escurridizos;
aquellos que se sueñan previa e inmediatamente antes de abrir los ojos.
Mi mente los recuerda y recompone de manera fugaz y efectiva
y en un tentempié caen y se deshacen en mis propios pensamientos
como de nunca haber existido.
Trato, trato, trato, pero en ese mismo esfuerzo
los veo alejarse más y más de mi finita memoria.
Guachos putos.

No sé, me pasa.

El tiempo aleatorio y el azar
en la espera de un colectivo
son dos hechos que suelen
acercarme bastante a la locura.

Creación de una palabra.

Descoincido.

Por ejemplo, el (des)orden del propio cuarto.

Hay cosas que funcionan
dentro de un anti-funcionamiento.
Esas cosas me caen bien.
[El título es sólo un ejemplo banal, eh].

sábado, 23 de octubre de 2010

De las inexplicables.

¿Por qué se deja de hacer collages en sala de 5?
Debería implementarse la asignatura a nivel secundario.

cosa de locos.

...cuando de repente se nubla, sale el sol;
así funciona el clima en nuestra franja del mundo.

Respondiendo a todos mis interrogantes.

Una hamaca paraguaya
es la vida.

Planetario percutivo.

La luna toca el tambor con un poquito de agua en sus caderas.

jueves, 21 de octubre de 2010

Autocrítica

Los procesos me dan calambre.
A mi llamame cuando está por terminar.

Anticipo de la mejor estación

Una temperatura que da ganas de salir a la vida.

lunes, 18 de octubre de 2010

Es muy importante tener en casa:

-abrochadora
-antiparras
-bolsa de dormir
-mazo de cartas
-linterna
-plasticola
-riñonera
-pan
(todo esto alguna vez se necesita, sí).

Guácala.

Venderse al sistema es, en parte, anotarse en una gran cadena de gimnasios.
Es casi como ir al Mac Donalds de los abdominales.

Irresoluble (capaz)

No quiero vivir sin eso
pero tampoco con eso.
¿Qué se hace?

Sin candados.

Nos soltamos,
nos echamos a andar,
nos volamos, nos fusionamos.
Nos dejamos y nos tomamos, nos abanicamos con vientito caluroso.
Nos dimos vueltas en calles de adoquines,
doblamos en esquinas sin semáforos
y nos mantuvimos cerca de un farol o de una sombra.
Nos desequilibramos entre el ritmo del tambor,
vencimos curvas y volcanes de acera,
fuimos cuerpo y cuerpo en nuestro andar agitado.
Volviste, volvimos.

domingo, 17 de octubre de 2010

M A D U R A R

ME NIEGO.

nada no está bien

No estoy de acuerdo con que "nada es lo que parece".
Hay cosas que parecen que son.
Hay cosas que son que parecen ser.
Hay cosas que parecen que no son, también.
Mi problema radical es con la palabra "nada".
Ninguna oración debería incluir la palabra "nada".
Tampoco ninguna debería incluir la palabra "ninguna".
Puf, hice lío.

Es claro.

De no ser yo, no me costaría ser otro.

Dudoso

No sabría decir
qué.
¿Qué es lo que
no sé decir?
¡Qué!

jueves, 14 de octubre de 2010

A lo Clarice.

El mundo me es demasiado raro.

(In)condicional

Si vos no, yo sí.
Cuando vos sí, yo no.
Acaso si vos, yo quizás también.

Pero si yo, entonces vos.
Busco profesor/a de paciencia.

Me empaqué con el mundo.

No me gusta nada lo posmoderno.
Prefiero distinto que ahora. A la antigua.

miércoles, 13 de octubre de 2010

I need fresh air.

Ya llegó mi pasaporte. Me puedo ir lejos, ya.

Lección

Una arañita pequeña tiene la afortunada cualidad
de reflejar una honda y profunda sombra.
Así también pasa con algunas otras cosas.
No hay que subestimar a las sombras, nunca.
Hay que asombrarse.

martes, 12 de octubre de 2010

Una infancia feliz V


Un clásico de nuestra niñez.
La canción de "Jem and the holograms" decía "jem, jem, jem is my name".
Durante años pensé que el apellido de Jem era "ismyname".
Cuáles son las cosas que se hacen
y cuáles las que se nacen.
Siempre me confundo.

Cada loco con su tema.

-Adiestrame, suplica un zurdo inconforme.
Frutilla con crema. Frutilla con jugo de naranja. Frutilla con azúcar. Frutilla en trocitos. Frutilla en rodajas. Licuado de frutilla. Coronda no terminó el viernes. Dura y sigue durando.

Escala personal

John

George

Paul

¡Ringo!

Sobre gustos (tanto escrito...)

Ella sabe de sabores de otros mundos.

Una cosquilla incómoda.

La ansiedad es bicolor, camaleón, agridulce.
Tiene ilusión y también tiene sabor amargo.
La ansiedad es un minotauro, una mezcla rara.
Bicicleta atada,
lengua atada.
Bu.

lunes, 11 de octubre de 2010

Milonga Afrolatina

Una fiesta callejera que nos alegra los corazones con sus guirnaldas y sus luces de colores.
La Casona es nuestra onda. La bancamos.

viernes, 8 de octubre de 2010

sábado, 2 de octubre de 2010

De las retóricas.

¿Por qué los trencitos de la alegría suelen dar tanta tristeza?
No me comieron la lengua los ratones.
Me agarró un silencio cibernético.

martes, 28 de septiembre de 2010

Ambivalencia de la vida.

Qué largo
y qué corto
es el tiempo.

Mosquito, pero no.

No quiero pensar
en tantas cosas. 
La cabeza me hace como así-
bzzz-.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Declaración de amor.

Te escribo con toda Julieta.
No hay parte mía que no te esté escribiendo
cuando te escribo.
Te escriben mis dientes y mis muslos, mis colmillos y mis codos,
mis rodillas y mis hombros, mis pestañas y mis cachetes.
Te escribo imaginándome que al leerme me estás imaginando vos a mí.
Te escribo y mis palabras no te alcanzan pero te buscan,
mis mayúsculas rozan alguna sensación que nos conecta.
Y es como encontrarnos entre palabras;
entre sílabas y diptongos nos tomamos de las manos.

Dicen que el mundo es números.

Me gustan los números romanos.
Pero me gustan más los números normales.
Sobre todo el 16, el 4, el 2 y el 0.

Cuchillo de palo.

Ahora parece que tengo que llamar a un herrero.
¿Alguien me comunica con el siglo XVIII?

Cosas que pasan.

Hoy, como todos los domingos, quise ir al parque a leer el diario.
Cuando fui a abrir el candado de la bici,
la llave hizo flip y se quedó atascada adentro de la cerradura.
Se partió la llave, flip, y me tuve que olvidar del paseo.
Subí a la terraza, sí, pero yo quería con mi bici. Puchero.

Cuánto.

Qué buen invento el cine.
Qué buena idea el cine un domingo.
Qué linda es Julia Roberts.

Lenguaje Performativo.

Una palabra me dijo
todo lo que tantas otras no pudieron.
Qué poder; mucho, mucho poder.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Desdoblamiento del yo.

Una maléfica verdad vino a interponerse entre mí y yo. Discreta, como inhibida, descansará entre nosotras que no somos más que una.

Así somos; complejos.

Te escribo porque no me entiendo.

Infancias

"Late, late, late, late, nola".

Not too much.

Me gustan las cosas que valen más de lo que cuestan.
Son figurita difícil.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Pensar en esto, en aquello.

Lo que no existe siempre es maravilloso.
Lo que no existe tiene la gran ventaja
de no existir.
Si corrieran una carrera, es como si lo que no existe
hubiese salido dos horas antes. Un afano.

Historia que pasa abruptamente a una (incierta) realidad.

Siempre quise tener un vecino que tenga
una ventana en frente de mi ventana;
que tenga más o menos mi edad y tome mate.
Entonces yo también tomaría mate,
nos miraríamos y nos haríamos señas
confusas y simpáticas  para tomar juntos mate.
Tomaríamos mates una tarde y otra tarde y una noche y otra noche,
y de repente las ventanas nos sobrarían
porque ya no las usaríamos para vernos, ¿entonces para qué usarlas?

Nos enamoramos y nos casamos en Uruguay.

un breve comentario y no hablamos más del tema.

Mi panza está invadiendo el resto de mi cuerpo.
(y no es embarazo. es alfajor).

Sueño con outlets.

La planta baja de mi casa ahora es un Outlet.
La casa rosa y misteriosa de la esquina ahora es un Outlet.
El garage es un Outlet. El lavadero es un Outlet. El almacén es un Outlet.
Aunque esta vez justo no, le quiero echar la culpa a Macri.
(además de todo, me cuesta pronunciar la palabra "outlet", es jodida).
Camino, camino, camino. Total, es primavera.

martes, 21 de septiembre de 2010

(ya saben de qué hablo)

...los que llevamos cepillo de dientes en la cartera, y los que no.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Un pensamiento en voz alta.

Tener 24 años
es tener también
1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,23.

Eternos Infantes.

Cuando nos duele la panza,
todos, de repente, volvemos a tener ocho años.

Casita hippie imaginada.

Quiero tejer
quiero hacer mermelada
quiero tener una hamaca paraguaya
y un jardín para hacer todo lo anterior.

Muy Woody Allen.

Creo que
me da culpa
tener culpa.
Si la culpa
tiene un color
es color caca.

Un país asociado a una canción (lalalalalalairaaa)

Planificar Enero es saborear algo rico.

ÑAM. ÑAM.

Digo II

Todos percibimos todo.
No hay chances de seguir haciéndonos los boludos.
Todos percibimos todo.
Despertémonos.

(te estábamos esperando)

Y llegaste.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Desnaturalizar todo lo que podamos.

Muchas gracias es:
1. (agradecimiento).
2. (le dio risa, muchas risas).
3. (sabe hacer varias cositas).

Mujer que no es ninguna y somos todas I

L. estaba cansada, pero con esa sensación de "mis ojos tienen sueño pero mi cabeza no". Se había cepillado los dientes de la forma habitual: primero arriba y a la izquierda, después arriba medio, después arriba derecha y luego un poco por todo abajo. Le daba menos bola a los dientes de abajo, desde siempre, pero, paradojicamente, tenía más caries en los de arriba. Siempre le llamó la atención el hecho de que su forma de lavarse los dientes era una forma muy peculiar, era muy suya; otros debían pasar tanto más tiempo en el cuidado de sus trámites bucales. L. lo hacía en menos de dos o tres minutos. Y se los lavaba dos veces por día, a lo sumo. Cada vez que los cepillaba, se imaginaba a personajes desconocidos procediendo en la misma actividad: pensaba en franceses, ingleses, peruanos, bolivianos, afganos; todos lavándose los dientes, cada uno en su baño. (En su imaginación, el decorado acompañaba  el estilo del país de procedencia). L. sentía que ella debía aprender de alguien que lo hiciese mejor, necesitaba alguien que la ayudara a mejorar su cepillado. Sin embargo, por dentro sabía que probablemente nunca modificaría sus hábitos. (- es muy difícil que algo tan arraigado se modifique a esta edad- sostenía para sus adentros). Otra cosa que le llamaba la atención era que "caries" fuese una palabra que no admitiera el singular. La oración "tengo una caries" siempre le iba a parecer agramatical.
Decidió meterse en la cama con la "ADN Cultura". Leyó la primera página pero se dio cuenta de que no estaba como para leer. Quizás una peli. O llamar a alguna amiga por teléfono. O escribir una carta a algún ex- novio. Los ex- novios estaban ya lejos de su melancolía, de su potencial tragedia griega, así que descartó esa opción desde el comienzo. Las amigas le contarían sus días ajetreados de trabajo y facultad y ello la llevaría a una profunda aceleración y posterior insomnio. Y, una película...el video había cerrado y en casa no había nada tentador.
Cuando todas las opciones se vieron agotadas, se sentó en la cama. Después se acostó. Volvió a agarrar la revista. La cerró. Prendió la tele y se quedó dormida con el canal Encuentro de fondo. Soñó con sus ex- novios. Soñó y se levantó con esa sensación de "dormí pero estoy más cansada que antes de acostarme".

Raro.

[Nada es como algo, pero sin algo].

Un domingo...

... es parecido a la teoría de Newton.

La muy zorra amaga pero no llega.

Me gustan más los vestidos que los abrigos.
Prefiero las frutas de verano que las de invierno.
Prefiero descalza que con botas.
Prefiero la arena y no la nieve.
Prefiero ventana abierta.
Dale, loco, que llegue, que llegue.

Mi avenida preferida.

Me gusta caminar de noche por la Avenida Corrientes.
Tiene un aire nostálgico, arrabalero; tiene como un no sé qué bien porteño.

Mega 98.3

(puro rock nacional).
Esta semana fue Fito y fue Drexler.
Estoy hecha.

Milagros inesperados.

No voy a hablar de la película de Tom Hanks y el negro gigantesco, aunque podría, porque me gustó mucho.
Voy a hablar de la secuencia de la noche de hoy: estaba cepillándome los dientes, dejándolos blancos y limpios para el asado en lo de calo, cuando de repente sonó mi celular. Del otro lado, una voz rubia y simpática me invitaba a ver a mi uruguayo preferido en sexta fila, allá por el monumental Gran Rex.
¿Cómo decir no a semejante propuesta? Acto seguido pedí que me guardaran comida, que iba a llegar bastante tarde.
Resumo: recibimos con chasquidos (no le gustan los aplausos) a  Jorge Drexler, junto a  Lisandro Aristimuño y Kevin Johansen, tocando juntos tantos temas  geniales sobre un escenario lleno de candombe y percusión.
FELICIDAD.

Gorda pero asumida.

No es raro que me vaya en pantuflas hasta el kiosko del gordo "rolo" a comprar alguna golosina de chocolate.
Hoy tocó bocadito Felfort. Demasiado delicioso. Me encantó.

sábado, 18 de septiembre de 2010

viernes, 17 de septiembre de 2010

Un poder elitista.

Muchas personas tenemos el don de quedarnos mega-dormidos arriba del colectivo, pero despertarnos, como por arte de magia, una parada antes de la nuestra.
Algunos especialistas dicen que el cuerpo conoce el recorrido, las vueltas, los semáforos, los caprichos viales, pero a mi me gusta creer que tenemos una especie de superpoder y que somos simplemente mejores que el resto.

CACHIVACHE

es una palabra que siempre dije pero que nunca escribí.

Viejazo asumido públicamente.

Hace años que lo digo: la noches porteñas deberían ser distintas. Propongo una nueva organización político- social, empezando por algunos cuestionamientos básicos.
¿Por qué se usa hacer tiempo para salir?
¿Por qué se sale recién tipo cuatro de la matina y antes se espera tanto?
¿Por qué no mejor salimos a eso de las diez, once y volvemos a casa tipo tres y dormimos felices?
Así, el domingo vemos el sol y aprovechamos el día, también dormimos siesta y leemos el diario. ¡Y sería mejor!

Vamo' el chori loco.

Qué bueno es que te inviten inesperadamente a comer una parrillada.
Es un plan difícil de superar.

Mudanza Imaginaria.

Me parece que en La Plata está la posta de los hombres lindos y con onda.
Voy llamando al flete.

Dos Hemisferios de Preferencias.

Una nueva división binaria del mundo: los que preferimos Madrid y los que prefieren Barcelona.
*También están aquellos que se bañan a la mañana y sin eso "no pueden empezar su día" y están los que nos levantamos cinco minutos antes, hacemos lo que podemos con nuestro pelo y nuestra vestimenta, y así salimos al mundo. Cachivache.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Oda a un uruguayo.

Nadie sabe porqué un día el amor nace
ni sabe nadie porqué muere el amor un día.

Sabidurías inexplicables.

El cuerpo te pide sólo lo que le das.

Básico.

Qué rico es comer.
Qué lindo es dormir.

Buscando teorías sobre las cosas.

¿Por qué el sueño no es acumulativo?
A) Para evitar que gente que duerme poco cotidianamente muera de forma prematura. Es decir, suponete. Un hombre vive hasta los 60 años durmiendo unas seis horitas por día. Entonces, de los 60 a los 83 se duerme proporcionalmente todas las horas faltantes. Antes de despertarse, muere por causas naturales, dormido. El hombre pasa los últimos 23 años de su vida durmiendo, y después muere. También durmiendo, al menos.
B) Porque los psicoanalistas tendrían menos laburo. Soñaríamos tantas cosas seguidas que nos olvidaríamos sistemáticamente. Chau aparato inconciente y toda la bola.
C) Porque, si ya es difícil despertarse de una siesta de una horita, tremendo sería despertarse de una de tres días y medio. Qué mal humor, ¿no?
D) Para no dejar que nuestras mascotas mueran de hambre y sed en nuestra actividad onírica compulsiva.
E) Todas las anteriores.

Densidad.

El día de hoy, siento, empezó hace como cuatro días.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Digamos no al despotismo.

Estoy convencida de que sí hay dos sin tres.
El que afirma eso es un déspota de las afirmaciones creo yo.

Es más gracioso en inglés

"There is not your aunt".
Es un préstamo del argentinismo en su más alto grado.

martes, 14 de septiembre de 2010

Viendo a la gente pasar.

Me encanta enganchar caminando a personas que van riéndose solas.
Filmaría una película sólo de esas caras que se esconden ingenuamente de las miradas.


Sí se puede!

Si es posible "inventar" un feriado y colarlo entre los ya calurosos días de noviembre,
¿Estamos cada vez más cerca de inventar el octavo día de la semana,
el tan esperado octavo día, que claramente también pertenecería al fin de semana?
Ojalá, ch ch ch.

Militante de los feriados.

Siento que me estoy volviendo adicta a los feriados.
Creo que a Cristina le pasa lo mismo. Es mi conexión con la presidenta de la Nación.
En lo demás, no nos parecemos mucho. Ella usa mucho más maquillaje.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Es simplemente un cálculo matemático.

Un domingo después de jueves y viernes feriado
es tanto peor que el domingo habitual.
Es la solemnidad de un domingo, al cubo.